Alabanzas a las Veintiuna Taras

 

Desde la suprema morada del Potala,
nacida de la sílaba TAM verde,
coronilla adornada por Amitaba, 
madre de las actividades exaltadas de los Budas de los tres tiempos 1,
Tara, te ruego vengas con tu comitiva.

Los devas y los asuras inclinan sus coronillas
ante tus pies de loto,
Liberadora de todos los infortunios,
ante la Madre Tara me postro.

OM, me postro ante la Venerable Aria Tara.

Alabanza a Tara la veloz heroína,
ojos cual rayo instantáneo,
surgida de los pétalos abiertos (de un loto)  
nacido de las lágrimas del protector de los tres mundos 2.

Alabanza a ti cuyo rostro es
como cien otoñales lunas llenas juntas,
que como mil estrellas reunidas
brillas con luz intensa que todo diferencia.

Alabanza a ti, surgida del “nacido del agua” (loto) azul dorado,
cuya mano con un loto perfectamente está adornada.
Ámbito del dar, esfuerzo, ascetismo,
pacificación, paciencia y concentración.

Alabanza a ti, ushnisha de los Tatágatas,
acción conquistadora totalmente ilimitada,
que has obtenido completamente las perfecciones,
y de quien dependen totalmente los Hijos de los Conquistadores.

Alabanza a ti que con las sílabas TUTARE y HUM
llenas (los reinos del) deseo, dirección y espacio,
que eres poder de convocar sin excepción 
y aplastas con tus pies los siete mundos 3.

Alabanza a ti, venerada por Indra, Agni,
Brahma, Vayu e Ishvara,
a quien el conjunto de butas, vetalas,
gandarvas y yaksas alaban.

Alabanza a ti que con TRAD y PHET
destruyes por completo las ruedas mágicas de los adversarios,
que con la pierna derecha recogida y la izquierda extendida presionando,
resplandeces intensamente con el vibrante fuego ardiente.

Alabanza a ti la gran temible, que con TURE
aniquilas del todo a los guerreros de mara,
que con la mirada airada de tu rostro del “nacido del agua” (loto),
destruyes sin excepción a todos los enemigos.

Alabanza a ti cuyos dedos decoran tu corazón 
con el mudra de las Tres Joyas 4,
cuya adornada rueda brilla en todas direcciones
con vibrantes masas de luz propia.

Alabanza a ti que emites guirnaldas de luz
desde tu resplandeciente y gozosa corona,
que por la risa, la intensa carcajada de TUTARE,
dominas a los maras y a los mundos.

Alabanza a ti que tienes el poder de convocar
a toda la asamblea de protectores locales,
que liberas a todos los desposeídos
con tu mirada airada y letra HUM vibrante,

Alabanza a ti cuyos adornos y corona de luna creciente
resplandecen intensamente,
y sobre el nudo de tu cabello
Amitaba brilla total y continuamente.

Alabanza a ti que en el centro de una guirnalda permaneces
resplandeciente como el fuego al final del eón,
que rodeada de gozo, con la pierna derecha extendida y la izquierda recogida
destruyes totalmente al ejército de enemigos.

Alabanza a ti que con la palma golpeas
y con el pie estampas la superficie del suelo,
que con la airada mirada de tus ojos y la sílaba HUM 
vences totalmente los siete niveles 5.

Alabanza a ti gozosa, virtuosa y apacible,
ámbito de la paz del Nirvana,
que dotada correctamente con OM y SVAJA,
destruyes grandes negatividades.

Alabanza a ti que completamente rodeada por los Gozosos
subyugas del todo los cuerpos de los enemigos,
que liberas con el HUM del conocimiento, 
tu habla adornada por las diez sílabas 6.

Alabanza a ti, ¡TURE! que al estampar tu pie,
tu (sílaba) semilla en el aspecto de HUM
hace temblar los tres mundos,
monte Meru, Mandara y Vindia.

Alabanza a ti que sostienes en tu mano una luna
de aspecto de océano de devas,
y diciendo TARE dos veces y PHET,
los venenos sin excepción remueves.

Alabanza a ti en quien los reyes de la asamblea de devas,
los devas mismos y kinaras dependen,
y con el esplendor de tu gozosa armadura
eliminas del todo conflictos y pesadillas.

Alabanza a ti cuyos dos ojos de sol y luna
brillan con luz intensa,
y diciendo JARA dos veces y TUTARE
disipas violentas epidemias. 

Alabanza a ti que adornada con la tres realidades 7
estás perfectamente dotada de poder pacificador,
que destruyes a todos los espíritus dañinos,
vetalas y yaksas, supremo TURE.

Este es el homenaje al mantra raíz y las alabanzas a las veintiuna Taras.

Notas:

1 Presente, pasado y futuro. Regresar

2 Chenrezig, el protector de los reinos del deseo, de la forma y de la no forma. Regresar

3 Los tres reinos inferiores (narakas, pretas y animales), el reino de los humanos, el reino del deseo de los devas (y asuras), así como los reinos de la forma y de la no forma. Otra clasificación puede ser: Los seis reinos del samsara y el bardo o estado intermedio. Regresar

4 Buda, Darma y Sanga. Regresar

5 Los siete niveles situados debajo de la tierra, denominados: “... la base, base superior, sin base, la misma base, la base de la esencia, la buena base y la base pura. Estos son los siete niveles del subsuelo y cualquier fuerza maligna que en ellos pudiera hallarse escondida o latente quedaría por completo eliminada gracias al poder de Tara.” (Gonsar Rinpoché, La Energía Femenina del Tantra. Madre Tara, España, Ediciones Amara, 1996) Regresar

6 El mantra de Tara: OM-TA-RE-TU-TA-RE-TU-RE-SVA-JA Regresar

7 Las tres realidades (sáns. Tatva) “... a las que se hace referencia aquí no son filosóficas, sino que aluden al cuerpo, palabra y mente, representados por las sílabas OM AH HUM. La sílaba OM es la esencia del cuerpo de los Budas, AH es la esencia de la palabra de los Budas y HUM es la esencia de su mente.” (Gonsar Rinpoché, La Energía Femenina del Tantra. Madre Tara, España, Ediciones Amara, 1996) Regresar