Práctica de Liberación de Animales

Introducción

La esencia del Mahayana es la Bodichita, y esto implica la determinación no sólo de no dañar a los demás, sino de proteger su vida, además de la responsabilidad de ayudarlos a que se liberen por completo del ciclo de renacimiento y muerte. Por esta razón, liberar animales tiene dos aspectos: por un lado, liberarlos del miedo a la muerte soltándolos en un ambiente donde puedan estar a salvo, y por otro ayudarlos a Liberarse del samsara, pues al hacerlos circunvalar objetos sagrados y recitarles mantras creamos las causas para su Iluminación. Por eso lo mejor que podemos hacer por los animales que están en peligro de muerte es esta práctica.

Para uno mismo también es de gran beneficio, pues se acumula inmensurable karma positivo al salvarle la vida a otro ser. Esta práctica incrementa nuestra energía de vida y es excelente para las personas que sufren de enfermedades y para purificar el karma negativo, en particular por haber matado a otros seres.

Llevarla a cabo en nombre de los que han fallecido es también muy favorable, así como dedicarla a todos los seres que sufren; de esta forma tanto para uno mismo como para los demás, esta liberación se convierte en la Liberación del samsara y la causa de la Iluminación completa.